martes, 31 de marzo de 2009

De Asidon a Sharish Shidûna

En las primeras excavaciones del tell de Doña Blanca, dirigidas por el profesor Diego Ruiz Mata hace ya más de veinte años, a los pies de la Sierra de San Cristóbal, se hallaron los restos islámicos más antiguos de la provincia conocidos hasta ahora, fechados a comienzos del siglo VIII. El nombre de este yacimiento y el de toda la zona donde se localiza es, desde época medieval, Sidueña. En su solar hay vestigios importantísimos de la que tal vez fuera la capital del reino fenicio de occidente (¿*gâdir-a?), y otros de origen romano, visigodo e islámico. La posibilidad de relacionar estos indicios con la antigua Asido(n) y la Shidûna andalusí es demasiado sugestiva como para desecharla. La etimología y las fuentes escritas parecen darnos la razón, al tiempo que descartan, de un modo casi concluyente, la secular identificación de estos topónimos con la actual Medina Sidonia.
El primer testimonio que habla de la existencia de una entidad urbana llamada Asido(n) se encuentra en las monedas de finales del siglo II y principios del I a. C., con la leyenda en caracteres neopúnicos HSDN, equivalente a la latina que la acompaña de emisiones bilingües posteriores, Asido. Sabemos que en las fuentes literarias grecolatinas aparece por primera vez en Plinio como Asido colonia Caesarina (NH, III, 11); de nuevo en Ptolomeo (Geographia, II, 4, 10) como ‘Asindon y, finalmente, en el Anónimo de Rávena o Ravenate (317, 9) como Assidone.
Este primer étimo atestiguado, HSDN (pronunciado hipotéticamente */hasidûn/), probablemente fenicio o que ha pasado por una lengua púnica, llega al latín declinado como Asidonis (porque el fonema /n/ está en el topónimo autóctono), y de ahí al latín vulgar Asidon, derivado del acusativo Asidon(-em) que, muy probablemente en época visigoda o en los comienzos del período andalusí, tomaría una terminación de femenino, As(s)idona, característica de tantos otros topónimos ibéricos pre-árabes, hasta llegar a Shidûna, con la pérdida de la /a/ inicial del artículo semita.
El enclave de la Shidûna andalusí, heredera de la fenicia y romana Asido(n) se halla en Sidueña, lugar cuya descripción concuerda con la de los textos árabes. Esta población terminó despoblándose y, por diversas aunque no muy claras razones, cedió su hegemonía a Jerez, ciudad con la que llegó incluso a identificarse antes incluso de su completa ruina.

5 comentarios:

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

Es bueno conocer la historia de la tierra propia.

dunai dijo...

Muy interesante tu blog y el de entornoajerez.
gracias por vuestras aportaciones históricas.
Os sigo leyendo.

MABS dijo...

Gracias por vuestras palabras, la visita y el seguimiento. Un abrazo.

Manupé dijo...

No hace más de un año estuve en Sidon, la ciudad costera del Libano y que pasa por ser la capital de los antiguos fenicios.
No se, pero así a bulto,suena como esta Asidon que nos descubres con tu entrada.
¿Tienen algo que ver?. Que cosas oye, que pequeño es el mundo y que grande es Gadir.

Saludos.

MABS dijo...

Querido Manupé, podría tener que ver, esa Asidon o Asidona podría estar relacionado con una fundación de gentes de Sidón. Entre las inscripciones halladas en la Sierra de San Cristóbal aparece el nombre del Dios patrón de Sidón. Es probable la relación, una fundación de sidonios frente a la tiria Gadir.