martes, 17 de marzo de 2009

La tierra de Sidueña


Dijo el poeta y cadí jerezano Ibn Lubbāl (m. 583=1187-8):

Cuando el que está afligido contempla el bello rostro
de la tierra de Sidueña, olvida su pena.
Parece que la mano de la lluvia
hubiera cubierto
de verdes brocados sus valles y majadas.
Como un aladar por las mejillas del hermoso,
discurren los arroyos por sus marjales.

(Traducción de Miguel Ángel Borrego Soto)

Con la llegada del islam a la Península el año 711, el Poblado de Doña Blanca quedó integrado en la provincia o cora (kūra) de Šiḏūna, unidad político-administrativa con capital en la ciudad del mismo nombre, y una extensión muy similar a la de sus antecesoras goda y romana, pues ocupó parte de la zona suroeste del conventus hispalensis que describe Plinio (NH, III, 3, 11), y la práctica totalidad del conventus gaditanus. La cora limitaba al norte con las de Niebla, Sevilla y Morón; al este, con la de Tākurūna; al sur, con la de Algeciras; y al oeste, con el Océano Atlántico.

(BORREGO SOTO, Miguel Ángel (2007): "La ciudad andalusí de Šiḏūna (Siglos VIII-XI)", AAM 14: 5-18)

3 comentarios:

Máster en Nubes dijo...

Vengo desde el blog de EGM donde soy lectora silenciosa y admirada. Mi bitácora es joven, pero te doy la bienvenida desde mi corta experiencia.

Interesante blog, y el sitio debe de merecerlo. Ánimo, te leeré habitualmente en silencio y aprenderé algo seguro.

Aurora

lumroc dijo...

Preciosos versos. La tierra de Sidueña (que no tengo el gusto de conocer) seguro que los merece.

Miguel Ángel Borrego Soto dijo...

En árabe son aún más hermosos, tienen un ritmo y una sonoridad muy diferentes. La tierra de Sidueña no es otra que la actual provincia de Cádiz, o parte de ella. En realidad se corresponde con la mitad norte de la misma, que en época andalusí se llamó cora de Sidueña, o Sidonia. La parte sur de la actual Cádiz pertenecía a la jurisdicción de la cora de Algeciras. Yo creo que su capital primera estuvo a los pies de la Sierra de San Cristóbal, un promontorio que se eleva entre Jerez y El Puerto junto a la antigua línea de costa. Las ruinas del poblado de Doña Blanca excavadas por el profesor Diego Ruiz Mata en los años 80 han dado resultados sorprendentes de lo que hubo allí: una fundación fenicia, probablemente la primera de la zona occidental peninsular y numerosos restos de otras épocas, incluida la musulmana y que tal vez se correspondan con la ciudad de Asidon, luego Šiḏūna.