viernes, 8 de mayo de 2009

Antecedentes tartésicos y romanos de Jerez

Como anuncié en una entrada anterior, tuve el honor de presentar el pasado miércoles 6 de mayo la ponencia de la arqueóloga Ester López Rosendo, dentro de las XV Jornadas de Historia de Jerez. En una conferencia de impecable estructura, con apoyo de imágenes y muy bien desarrollada, Ester habló de los trabajos que dirigió entre 2004-2005 en el yacimiento jerezano del Cerro de Montealto/Los Villares, el más importante del entorno cercano de Jerez, ya que cubre un periodo muy amplio que va desde la Edad de Cobre hasta las épocas tartésica y romana, y en los que se han hallado piezas datadas antes de los orígenes de Jerez. Para todo aquel que quiera conocer más sobre este particular, remito al artículo de la propia Ester LÓPEZ ROSENDO: "El yacimiento arqueológico de Los Villares/Montealto y los orígenes tartésicos y romanos de la población de Jerez", Revista de historia de JerezISSN 1575-7129, Nº. 13, 2007 , pags. 9-34, o al resumen del mismo que recoge la página del Centro de Estudios Históricos Jerezanos con el título "Los orígenes tartésicos y romanos de Jerez".
En efecto, el entorno de la actual Jerez, ciudad de fundación islámica, está rodeado de innumerables alfares de época romana y restos de asentamientos anteriores. En el propio casco urbano se han hallado restos de sigillata y cerámicas que hablan de una actividad agrícola intensa en la zona al menos hasta el siglo II d. C. El topónimo Cerit, del que probablemente se deriva el árabe شريش /sherish/, podría referirse a una gran villa o conjunto de villae de origen hispanorromano que dio lugar, en los inicios del tiempo islámico, a una alquería sobre la que terminó fundándose la urbe más sobresaliente de la región durante toda la Baja Edad Media, como atestiguan los restos arqueológicos y las fuentes documentales, y que fue ampliando su población con gentes venidas de lugares cercanos como Calsena, Asta o Sidueña, entre otros. El importante yacimiento del Cerro de Los Villares/Montealto es el primer gran paso para conocer los verdaderos orígenes de Jerez, sobre el que existen diversas teorías. Quizás la más interesante, desde mi punto de vista, sea la sostenida por Jesús Montero Vítores, que habla de la posibilidad de situar Cerit en Gibalbín, monte a unos veinte kilómetros al norte de Jerez.

3 comentarios:

Manupé dijo...

Una pregunta: ¿ Puede haber tanta distancia ( 20 kms) entre la génesis de una ciudad y su actual ubicación y seguir considerando que son lo mismo?. No acabo de comprenderlo, pensé que la antiguedad de un asentamiento, pueblo o ciudad se databa por los restos que se encontraban in situ.

Saludos.

MABS dijo...

A la teoría de Montero Vítores me gustaría dedicarle alguna entrada en el blog. A mí no me convence del todo lo de Gibalbín pero tiene aspectos muy interesantes. De todas formas si Ceret estuvo primero en Gibalbín y luego hubo un desplazamiento de la población hacia lo que se conoce como ager ceretanus y ahí se fundó un emplazamiento de nombre similar, no es descabellado y no sería el primer caso. Con todo, yo defiendo el génesis de la ciudad de Jerez en Sidueña y considero que en el solar de la actual Jerez estuvo Ceret, que no fue una ciudad sino como defiende el profesor Pedro Sáez, un conjunto de villae sine oppida que incluso acuñó moneda. En alguna fuente árabe, se habla de al alquería de Sharish. Pero de esto iremos hablando poco a poco en el blog.

Juan José dijo...

hola! hace unos días un vecino ha encontrado una escultura de un pez por la zona de los caños y marismas cerca del puente zuazo en san fernando, el hombre se ha quedado el pez en su casa y tiene pinta de antiguo...la cosa es que él quiere saber si alguien podría decirle de que època es?...os agradecería si pudieseis echarme una mano...gracias