jueves, 19 de agosto de 2010

Jerez andalusí. Producción intelectual (V)

Las recopilaciones bio-bibliográficas nos detallan el elenco de los autores y libros más estudiados en al-Andalus y la nómina de preceptores que los transmitían, a modo de auctoritas. Tres jerezanos compusieron sendos barnamiy o nómina de obras y maestros: Abu l-Hasan Ali b. Hisham b. Umar b. Hayyay al-Sharishi, cuyo Barnamay fue redactado por su alumno Abu Ishaq Ibrahim al-Bunasi al-Sharishi; el citado Abu Bakr Ibn al-Gazzal al-Sharishi, almocrí, notario y jurisconsulto, que escribió un Barnamay riwayat, al igual que el muftí y alfaquí Abu l-Hasan Ali Ibn al-Fajjar al-Arkushi al-Sharishi (m. 642=1244-5); y el almocrí Abu Bakr Muhammad Ibn al-Fajjar al-Arkushi al-Sharishi, que redactó una Fahrasa o relación de obras transmitidas.

En Jerez, como en otras ciudades andalusíes, las disciplinas en las que se basaba el resto de saberes y enseñanzas fueron las ciencias religiosas y el derecho islámico (fiqh). Hubo varios ulemas especializados en estas ramas del saber, entre los que subrayamos al alfaquí y muftí Abu Muhammad Ibn Hushayshi al-Sharishi (m. 674=1275-6), que se hizo experto en fuentes jurídicas y en el reparto de herencias, materias sobre las que escribió el Al-Muqtadab fi l-fiqh (El resumen, sobre derecho islámico); un Nazm al-Tanbih li-l-shayj Abu Ishaq al-Shirazi (Versificación de la Exhortación del derecho islámico de Abu Ishaq al-Shirazi (m. 476=1083)); y un Sharh al-Tanbih li-l-shayj Abu Ishaq al-Shirazi (Comentario de la misma obra). Nos ha llegado, asimismo, el nombre de una obra de Abu Bakr Ibn Rifaa al-Sharishi titulada Tuhfat al-mutahharin wa-awrad al-qanitin (Tesoro de los purificados y flores de los piadosos), cuyo contenido versaba sobre el Corán. Por su parte, el mencionado Abu Bakr Ibn al-Fajjar al-Arkushi al-Sharishi escribió una treintena de obras entre comentarios y libros sobre la cuestión.

También la medicina ocupó un notorio espacio en Jerez. Conocemos el nombre de varios galenos que ejercieron su profesión en la ciudad: Abu Zayd al-Fihri al-Ashab (m. entre 640 y 650=1142-3 y 1152-3); el cadí Abu l-Qasim Ibn Qantaral (m. 627=1229); la familia de los Banu Habib (Habib b. Muhammad b. Habib, su hijo Abu Ali Ibn al-Habib al-Sharishi, y su nieto Abu l-Qasim Ibn Habib, de los siglos XII y XIII); o el mencionado Abu Bakr Ibn Rifaa al-Sharishi, autor del Manyat al-atibba wa-malya al-alibba (Refugio de los médicos y abrigo de los inteligentes); el Madubat al-atibba (El banquete de los médicos), libro que incluía sentencias sobre el tema y que, como el primero, no se conserva; y una uryuza también inédita que dedicó al califa al-Mansur sobre los remedios de la tríaca compuesta por cincuenta elementos.

No hay comentarios: